Lana Attack: ”Graffiti Textil Como Influencia”

Hace un tiempo atrás tuve el placer de Skypa con dos de los miembros que dirigen el proyecto chileno de graffiti textil Lana Attack, María y Claudia. Fue realmente increíble tomar contacto con ellas, por un lado porque me contaron mucho sobre su mirada sobre el graffiti tejido en el espacio público, por otro porque son extremadamente alegres, comprometidas, jóvenes y motivadas.

 

lana_attack_claudia_maria

Maria & Claudia

 

Hay una nueva generación de grafiteros que han abordado el graffiti tejido de una forma un tanto diferente, lo que también es una de mis actuales búsquedas. Por ello Lana Attack es un muy buen ejemplo de esto.

Es interesante tener en cuenta que el primer graffiti de lana se creó en diciembre de 2004. Es decir, hace más de diez años atrás y el desarrollo de este ha ido ¡realmente hacia adelante!.

Magda Sayeg, todavía reconocida como la “Mother of Yarnbombing” (la Madre del Bombardeo de Hilados), iba por entonces a la par junto con el grupo Knitta. Hoy ella hace más obras “ilegales” (sin permiso), aunque todavía trabaja con lana en el espacio público. Aquí un ejemplo de uno de sus últimos trabajos.

Hasta ahora ha llegado una gran variedad de grafiteros de lana que han seguido los pasos de Knitta, a la par de un progresivo desarrollo de este. Lo interesante con Lana Attack, y muchos otros actores contemporáneos de hoy, es que a menudo provienen de un establecido arte callejero – arte – y diseño de una manera diferente a sus antecesores. Donde, a diferencia, estaba la cultura del graffiti como fuente de inspiración, o los miembros de cafés para tejedores que optaron por salir a la calle.

 

lana_attack1

 

Lana Attack existe desde el 2012, con su base en Santiago de Chile, con doce activos tejedoras en el grupo. Cuando converso con María y Claudia, quienes son la fuerza motriz del grupo, me imagino que tienen alrededor de 25 años y que se reunieron a través de contactos universitarios en Santiago; María había vivido y estudiado en Estados Unidos durante diez años y cuando regresa a su país conoce a Claudia a traves de amigos, quien estudiaba arte y diseño en la universidad en Santiago.

Ellas describen el advenimiento de Lana Attack como el encuentro de dos cerebros con necesidad de tejer como terapia, expresión y forma de arte. Claudia estudiaba producción visual y estaba interesada en la moda de la calle y el diseño. María quería encontrar un partner con quien también provar el graffiti de hilo.

– Aprendí a tejer a palillos y a crochet cuando tenía nueve años, cuenta María, y Claudia tenía diez. Esta es una expresión a la que siempre he vuelto. Cuando yo tenía nostalgia en Estados Unidos tejía y hacía cosas con técnicas tradicionales textiles, entre otras cosas inspiradas en la arpillera.

Hoy en día mayormente tejo a palillos y a crochet, explica María. A lo que le pregunto por qué ellas quieren instalar sus creaciones en un escenario callejero.

– ¡Santiago es una ciudad gris! Acá las personas no están contentas, ¡necesitan más estímulos y color!. Hacemos esto para darles más para estar felices.

Pero también les pregunto cómo lo hacen, dónde hacen sus graffitis y cómo colocan estos. Resulta que Lana Attack opera principalmete en festivales y/o eventos, además de buscar permiso para todas sus obras. Generalmente les suelen conceder permiso para realizar estas, y como dedican bastante esfuerzo en sus instalaciones de lana no quieren trabajar de manera ilegal. Aquí hay una marcada diferencia en comparación con otras generaciones de grafiteros con hilo con los que he hablado, o es también una diferencia en la cultura y la historia de donde tú haces los graffitis.

 

lana_attack2

lana_attack3

 

Lana Attack no le ve el sentido de hacer graffitis de manera ilegal, ellas prefieren instalar su trabajo en sitios permitidos donde la gente pueda participar e involucrarse con sus mensajes de una mejor manera. Pero, durante nuestra conversación, también me doy cuenta que en realidad ellas también hacen algunos graffitis ilegales, pero ellas simplemente no quieren hablar de eso.

La mayor atención se centra concretamente en que Lana Attack es un medio de vida de Claudia y Maria. Ellas quieren poder vivir de su arte callejero. Me cuentan que se encuentran con clientes – empresas, galerías, instituciones – que quieren áreas, detalles u objetos tejidos a palillos o crochet en diferentes contextos, por lo que general son festivales. Ambas desarrollan una propuesta de diseño presentada a través de bocetos, y así luego realizar toda la acción del grupo. El cliente paga por los materiales y partes de su tiempo de trabajo.

Ellas prefieren trabajar sus acciones de lana/hilos en espacios públicos, algo que consideran como esencial. Pues los tejidos desarrollan y liberan de verdad a una ciudad.

– Las personas en la ciudad son zombies, queremos sacudirlos, hacerlos empezar a pensar por si mismos y experimentar cosas nuevas. El graffiti de lana es para nosotras una forma de influir, explican.

Con sus tejidos ellas desean inspirar a todos para que empiecen a tejer: ”Knitting is not for grandmas only”, enfatizan, pero tampoco sólo para mujeres. Donde ellas están todos bienvenidos a participar en los eventos y actividades. Lana Attack son igual de activas, como cualquiera en su género, en los medios sociales; todos sus tags son fotografiados y publicados son sus remitentes. Ellas explican que el graffiti con lana es arte para la ciudad y es importante que el mayor número posible de personas tengan acceso a ellos.

¿Y el futuro? Claudia y María apuestan tiempo completo por Lana Attack, quieren viajar más por el mundo con su graffiti de lana, deseando influir y contribuir por un mundo mejor.

– Esto es una revolución. Queremos ser tan grandes como sea posible y desarrollarnos lo mucho que se pueda. Este tipo de arte permite a las personas ver el mundo de un modo diferente, a pensar diferente. El graffiti de hilos puede dar a luz nuevas ideas a la sociedad, y de eso queremos formar parte.

Para saber más de Lana Attack síguelas en Facebook e Instagram, donde son más activas. Y si quieres verlas en acción, encuentras aquí un video donde Claudia y Maria, y el resto del colectivo, de Lana Attack realizan una instalación.

 

lana_attack6

lana_attack9

lana_attack_10

 

Foto. Lana Attack

Leave a Comment

Your email address will not be published.