Super Pussy – Joyería Poderosa de Francisca Izquierdo

“Super pussy mega vagina” (slogan de las t-shirts AW16 de la sueca Ida Klamborn), crece con fuerza en la escena de la moda a nivel internacional. Buenas intenciones de sistematizar – positivamente – lo que es, y ha sido, un tabú impuesto por nuestra cultura occidental. La imposibilidad de cargar con orgullo nuestro sexo.

 

Francisca Izquierdo_3

 

Cuando vi el trabajo de Francisca Izquierdo quedé maravillada por su atrevimiento de querer plantarnos en los ojos una vagina sin metáforas. Impresiona de que una diseñadora chilena en el contexto actual de su país, con una ley de aborto bajo “determinadas causales” y con una pesada cultura machista, tuviera la osadía de transformar nuestro sexo en una joya con elegancia, postura y contenido. Sin insinuaciones.

Sin titubear contacté a Francisca para felicitarla por su trabajo y pedirle que me contara sobre el pensamiento detrás de su poderosa joyería.

Acá lo que conversamos entre chats y correos electrónicos, ella en el sur de Chile (Valdivia), yo en el norte del mundo (Estocolmo).

¿Por qué regresaste a Chile, y a Valdivia?

Soy nacida y criada en Valdivia, regresé acá porque el cuerpo me lo pidió, ya no quería estar lejos de mi familia. Santiago nunca fue una opción para vivir, tenía ganas de estar cerca del río y de la lluvia del sur.

¿Cómo nace la idea de diseñar un collar con un ovario?

Tiene que ver con un proceso personal que coincide con grandes cambios en mi vida como por ejemplo mi regreso a Chile. Estoy viviendo una nueva etapa y un re descubrimiento. Por otra parte coincide también con cambios políticos que se están produciendo en este país, con respecto a la mujer y sus derechos.

¿Nos cuentas más sobre los cambios políticos que se están produciendo en Chile, referente a los temas de género? 

Primero que nada, la mujer ha dejado de ver el espacio doméstico como una obligación exclusivamente femenina, y la subordinación al marido como algo normal. Muy de a poco se logrado que en el aspecto social y político haya una mayor equidad, aunque aún estemos a años luz de lograrlo un 100%. Pero han habido cambios, como por ejemplo la ley de aborto.

Lamentablemente aún vivimos en una sociedad falocrática, en donde el macho predomina, son muy pocas las mujeres que se encuentran en cargos de alto poder, y si está ahí las critican e intentan desvalorizar solo por el hecho de ser mujeres “el sexo débil”.

¿A qué crees que se deba que esto este pasando ahora y no hace 5, 10 años atrás?

Supongo que estos pequeños cambios se deben a que las mujeres por fin estamos tomando una real conciencia de que somos iguales a los hombres.

¿Qué quieres proyectar, decir, con esta pieza?

En términos gráficos se traduce en la decisión de empoderarse, de mostrar abierta y claramente el órgano reproductivo. Dejar de invisibilizarlo como se ha hecho desde siempre.

¿Te defines como feminista?

Más que feminista, me considero “igualista”, creo que la mujer tiene los mismos derechos y deberes que un hombre y que hay que luchar para que en países como el nuestro hayan leyes que nos ayuden a romper con estas diferencias de género.

¿Cómo definirías a tus clientes?

Sobre todo con este último collar, son mujeres que saben el valor de lo que significa tener una pieza como esta colgada en el cuello, mujeres que saben lo que quieren, originales, independientes y fuertes.

¿Por qué decidiste dedicarte a la orfebrería?

La verdad es que nunca me he considerado orfebre, nunca estudié esa carrera. Ssoy autodidacta. A medida que voy necesitando, aprendo nuevas técnicas o directamente me las arreglo de alguna manera para que funcione lo que quiero lograr.

¿De qué manera influyó en tu desarrollo como diseñadora tu estancia en España?

España influyo 100%, fue ahí donde todo tomó forma para que me decidiera a hacer carrera de esto. Acá en Chile había estudiado Bellas Artes, pero siempre había tenido debilidad por el tema joyas, cuando estuve instalada en Barcelona fue cuando empecé. Con un par de pinzas de corte, cable de acero y bolas de colores, todo muy simple. Fue un proceso muy natural.

¿Veremos pronto las creaciones ed Francisca Izquierdo en el mercado europeo, asiático u otro?

Ojalá que algún día pueda ampliarme a otros mercados, pero por ahora lo veo muy difícil ya que son piezas hechas a mano y es un proceso lento.

 

Francisca Izquierdo_2

 

Los “collares vagina”, o Matriz como los denomina la diseñadora, son joyas de oro seriadas acompañadas con gofrado (proceso que consiste en producir un relieve en el papel por el efecto de la presión). Una producción limitada de 100 collares, a la cual le sigue una nueva serie de gargantillas igual de atrevida: Clitoris “rock style”, una serie ilimitada en oro amarillo y rosado.

 

clitoris

 

+ Instagram @franizquierdo

Leave a Comment

Your email address will not be published.